lunes, 21 de julio de 2014

Cerveza artesanal TYRIS, una manera de conocer la cerveza de verdad

Será que Miguel y yo somos muy romanticones pero desde que empezamos a salir celebramos el 18 de julio, fecha de nuestro aniversario y aunque nos casamos 7 años después el 30 de julio, siempre realizamos doble celebración en el mismo mes.

Así que el pasado 18 de julio, nos hicimos entrega de regalos (os contaré muy prontito cual fue el mío :-)) y pasamos un día de lo más espacial.



Yo le regalé una visita a la fábrica de cerveza artesanal valenciana TYRIS, una cosa que le hacía mucha ilusión y que no suponía para nada un gasto o una coordinación excesivas pero para la que todavía no nos habíamos animado.

Así que este fin de semana fuimos a la última de las visitas que hacen antes de las vacaciones de agosto de sus instalaciones, acompañada de una cata de sus distintas variedades de cerveza y de un pequeño piscolabis.

Sobre todo hay que destacar que es gente joven, emprendedora, muy simpática y con ganas de mostrar un buen producto que por suerte para ellos está funcionando muy bien, de hecho han abierto recientemente hasta un bar en el centro histórico de Valencia, The Market.

Fue una mañana divertida y original en la que supimos que la cerveza artesanal Tyris se elabora a partir de la ley "Reinheitsgebot" o "Ley de pureza" de la cerveza que estableció en 1516 el duque bávaro Guillermo IV que limitaba los ingredientes permitidos en su elaboración a tres: cebada (o trigo), lúpulos y agua aunque en ese momento, se desconocía la acción de la levadura. 

Por eso aseguran que en sus cervezas encuentras Agua, Malta, Lúpulo y Levadura y desde hace 5 años elaboran una cerveza natural, de calidad y auténtica sin filtrar ni pasteurizar y a la que le han dado el nombre del río Túria (de la ciudad de Valencia) en íbero.



Para aquellos interesados, comentarles que además de visitar la fábrica y degustar su cerveza (cosas que recomiendo totalmente), se puede también asistir a cursos para aprender a fabricar cerveza artesanal e incluso adquirir kits para realizar la cerveza en su propia casa.


¡SALUD!

No hay comentarios:

Publicar un comentario