miércoles, 23 de octubre de 2013

Viajar en crucero, la desconexión total...

Ya estamos de vuelta y realmente es una pena, se ha pasado demasiado rápido toda una semana a bordo de un Crucero por el Mediterráneo, en concreto el Grand Celebration de Iberocruceros
:-(

Lo hemos pasado estupendamente todos los que hemos ido, cada uno esperaba cosas diferentes y las hemos encontrado, empezando por Víctor que no pudo disfrutar más con las actividades preparadas para niños en el Club Popi. Ha trasnochado más que ninguno, ha hecho amigos, talleres de pizzas, fiestas piratas, de disfraces, excursiones por el barco y todo eso, sin dejar de acompañarnos en tierra visitando la ciudad en cada escala.




Yo encontré lo que buscaba, una desconexión total, tranquilidad y paz en alta mar, sin Internet, sin teléfono y sin TV (porque yo no me conectaba, porque haberlos haylos), sin quehaceres ni preocupaciones y rodeada de mi familia en un ambiente alegre y divertido. El crucero tenía actividades a todas horas, clases de baile, espectáculos, música en directo, bares, cafeterías, restaurantes, piscinas, jacuzzis... vamos para no tener que preocuparte ni aburrirte ni un minuto.


Dejo a Miguel para el final, pues él es quien más disfruta viajando (los demás también ¡eh!), conociendo sitios nuevos y observando a su gente... a través de sus impresiones y algunas fotografías, os iré contando detalles de los puertos en los que hemos desembarcado y las ciudades que hemos visitado: Túnez, Palermo, Nápoles, Roma y Cagliari.



Pero eso será en los próximos posts... donde os contaré los estupendos días que hemos pasado, con buena meteorología y con todo de cara, no os lo perdáis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario