viernes, 13 de septiembre de 2013

El otro 11-S

El pasado miércoles os preguntaba ¿Qué estabas habiendo el 11-S?, por supuesto que me refería a los atentados del 11-S de los Estados Unidos de hace 12 años, una fecha que acaparó la mirada del mundo entero y que produjo lástima, consternación y preocupación.

Pero muchos años antes, hubo otro 11-S también duro, trágico e incomprensible: El golpe de Estado en Chile del 11 de septiembre de 1973, dirigido por el presidente Richard Nixon y su secretario de Estado Henry Kissinger degobierno de Estados Unidos y gestado por la Armada de Chile, encabezada por el comandante en jefe del Ejército, Augusto Pinochet.


En la mañana del 11 de septiembre, las cúpulas de las Fuerzas Armadas y de Orden sometieron rápidamente a gran parte del país y exigieron la renuncia inmediata del Presidente, Salvador Allende.


Allende, se refugió en el Palacio de La Moneda, sede presidencial, quien tras uno intenso ataque aéreo propone rendirse a todos lo que con él se encontraban: ¡Bajen todos! ¡dejen las armas y bajen! Yo lo haré al últimoAñadiendo: ¡Allende no se rinde, milicos de mierda! y con su fusil AK-47, regalado por Fidel Castro se disparó en la barbilla.


Este año se cumplían 40 años de ese trágico día y poco caso le hicieron los medios de comunicación tradicionales, a pesar de que ese día comenzaba una dictadura militar de 17 años, que provocó 3.200 muertos y 38.000 presos políticos.



Ese fue el otro 11-S 

No hay comentarios:

Publicar un comentario