viernes, 19 de julio de 2013

Dallas o el maremagnum del PP

No peco para nada de original si comparo las intrigas de la continuación de la serie Dallas que reestrenaba Antena 3 el pasado martes, con la situación interna del Partido Popular.

Me refiero por supuesto a la rivalidad entre algunos de sus dirigentes, semejante a la de los hermanos Bobby y JR Ewing por la lucha de poder interminable, aunque en los últimos tiempos esto se ha suavizado en el seno del partido político, pues tienen otros problemas.


Pero sobre todo, lo comparo por el hecho de que todos parecen tener algo que esconder, algo sucio del pasado que siempre alguien intentará utilizar para chantajear o únicamente presionar jugando a que salga a la luz, un verdadero maremagnum.

Muchas son las personas (de Dallas y del PP) que parecen dormir mal por la noche, que cogieron o dejaron coger, que llamaron a uno o a otro, etc. y hoy, algunos años después, alguien cree o le interesa que lo paguen (vía económica, judicial, social o política).




No me cambio por ninguno, ni dentro ni fuera de la TV, deben vivir una gran tensión, remordimientos de conciencia (si la tienen) y mucho miedo, que no se compensa de ninguna manera con el poder, el dinero o la fama adquiridos, que además algunos pierden con este 'tirar de la manta'.

Porque yo, con mis defectos y errores, puedo decir que duermo a pierna suelta, porque sigo (y no me va tan mal) el tradicional y sabio dicho que siempre me ha inculcado mi madre:

¡¡¡NO LA HAGAS Y NO LA TEMAS!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario