miércoles, 3 de abril de 2013

Educar en igualdad, una tarea difícil


Desde hace muchos años, la teoría y las historia nos aseguran que las mujeres y los hombres tienen los mismos derechos y deberes ante la ley, pero el día a día nos indica que la realidad es bien distinta (violencia machista, peores sueldos, masculinidad en los altos cargos, etc.)



Como padres y madres, muchos de nosotros, nos encontramos con herramientas que pueden hacer que esta situación se perpetúe o que finalmente se llegue a una igualdad real, sin sexismo ni discriminación.
Pero para ello es necesario modificar las pautas sociales y culturales de los roles y estereotipos de cada uno de los sexos, que asumimos como normales.



Propongo un pequeño decálogo, al que seguro que podréis incorporar mil apreciaciones, matices y añadidos, pero que pueden servir para romper con la desigualdad endémica en la educación de nuestros hijos:
  • Evitar establecer en el propio hogar patrones sexistas, como la mujer limpia y cocina, el hombre hace las labores de bricolaje, la mujer atiende a los niños y marca las pautas de educación o la mujer es quien se acoge a la reducción de jornada, mientras que el hombre simplemente por serlo, trabaja más horas.
  • Luchar contra el lenguaje discriminatorio de expresiones como “los niños no lloran”, “dile a mamá que te planche la camisa”, etc.
  • Omitir bromas que los niños no son capaces de discernir: "Todos los hombres son iguales", "las mujeres siempre mandan", etc.
  • Evitar el regalar juguetes que prefijen roles femeninos/masculinos (espadas y balones/maniquíes y bebés).
  • Repartir equitativamente las labores en el hogar, entre los hijos e hijas.
  • Realizar actividades diversas e implicar a ambos cónyuges, los niños no tienen porque ir a fútbol (y el padre acompañarles obligatoriamente) y las niñas no tienen que ir a ballet (y ser la madre quien las lleve).

Además, os recomiendo un fantástico libro de actividades online, para hacer con los más pequeños pero para que aprendan los mayores: 




No hay comentarios:

Publicar un comentario