lunes, 4 de marzo de 2013

Una dieta eficaz, ayunar

Mañana hará exactamente un año que comencé mi última dieta y para sorpresa de muchos (entre otros yo), he perdido 14 kilos y todavía me mantengo. 

No vengo hoy a daros varitas mágicas ni consejos infalibles para vuestra alimentación, si no simplemente a contaros mi experiencia de lo que inicialmente no fue una dieta al uso, si no un cambio de hábitos que me resultaron eficaces y que hace un par de meses se han convertido en la "dieta de moda" en los EE.UU. 



Os pongo en antecedentes, al quedarme embarazada de Víctor (va a hacer ahora 6 años), engordé más de 25 kg (dejé de pesarme el último mes) y después, no logré perder más que una decena y si recurría a alguna dieta, me cansaba rápidamente y me aburría de comer lo establecido (incluido ir a dietistas, hacer la famosa DUKAN con la que gané hasta 1,5 kg o cualquier otro tipo de régimen que se me ocurriera).

Así que, el 3 de marzo de 2012, me planté y decidí dejar de cenar, alimentarme a lo largo del día, de manera normal e incluso permitiéndome caprichos para no aburrirme, pero pasadas las 18h, no ingerir nada, hasta el día siguiente a las 7 o las 8h, según si se trataba de entre semana o del fin de semana. 

Conseguía no ingerir demasiadas calorías a la hora de acostarme y no pasaba hambre, ya que nada más levantarme desayunaba muy correctamente. Conseguí en 6 meses perder 10 kg y después en los 3 siguientes, perder los otros 4 kg y pasé de pesar 65 kg a los 51 kg, ideales para mi altura, 1,58 cm. 



Y ahora he conseguido tener menos apetito (no sé si es verdad eso de que se reduce el estómago) y si cometo algún exceso, consigo reequilibrar la balanza (nunca mejor dicho), olvidando las cenas un par de noches. Muchas han sido las personas que se han escandalizado cuando les he contado mi técnica, pero ahora, he descubierto una nueva dieta de moda en los EE.UU que se parece bastante a lo que yo venía haciendo. 

La idea parte de un estudio publicado en la revista Cell Metabolism, en el que los científicos comprobaron durante 100 días, en dos grupos de roedores que consumieron la misma cantidad de calorías, cómo los que lo hicieron durante sólo ocho horas engordaron menos que el resto. 

Además The American Journal Clinical Nutrition, publicó en 2007 otro estudio donde durante 8 semanas dos grupos diferentes de voluntarios hacían 3 comidas al día o solamente una, y sirvió para probar que la restrición calórica también es útil para mejorar la salud y prolongar la vida. 




Y ahora, David Zinczenko y Peter Moore, editores de Men’s Health magazine han lanzado su libro "La dieta de las 8 horas, mira los kilos desaparecer sin ver lo que comes" que explica una dieta que permite comer prácticamente lo que se quiera durante 8 horas del día y ayunar durante las 16 restantes. Aseguran que con esta técnica, el cuerpo elimina antes la grasa, se retrasa el envejecimiento y que, incluso, hay menos riesgo de infarto, diabetes, alzheimer y cáncer. 

Yo no he llegado a ayunar las 16 horas que recomiendan, simplemente sustituyo las horas de ayuno de muchas personas que cenan a las 9 y que toman un simple café por la mañana, pero no comen hasta las 10h u 11h algo sólido, por un ayuno para mí más eficaz en las horas de menos desgaste calórico, como son las de sueño. 




Aquí os dejo mi punto de vista, pero además os digo que todo ello debe ir acompañado de la convicción de adelgazar, de un espíritu de sacrificio (igual que el de otras dietas) y de la lógica de comer el resto del día correctamente, con fruta, verdura, lácteos, etc. para no descuidar la salud.


4 comentarios:

  1. A mí nno me escandaliza,me parece correcto,mi padre igual la inventó y no lo sabía?? jeje...nunca cenaba salvo las ocasiones especiales,tal vez fue su secreto de juventud....!!
    Pero bien cierto es que deberíamos cenar más pronto(así tb el sueño lo conciliamos antes) es como:tampoco entiendo la gente q no desayuna nada y luego se casca un bocata a las diez..y luego come?¿?¿yo prefiero desayunar....almorzar una fruta,un vaso de leche de arroz,nada ?? y cuando es la hora de comer,comer correctamente...
    http://elrincondeisag.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que compartas la opinión, yo simplemente cuento algo que me ha ido bien. Al menos hasta hoy, cuando no he cogido ni 500 gramos, con ese "ayuno nocturno".

    SALU2

    ResponderEliminar
  3. Buenas, acabo de leer esto, y me ha parecido muy interesante. Porque creo que todas las mujeres siempre tenemos en la cabeza o de "tengo que adelgazar" y como no también es mi caso. Y tras probar muchas dietas y cosas que no me han funcionado para nada, he pensado probar tu técnica Mar, pero antes me gustaría saber lo que eran tus meriendas y desayunos, si eran fuertes, tanto los desayunos por ser la primera comida del día y por no haber comido nada desde la tarde anterior, y las meriendas como "la última comida del día". Muchas gracias por compartir tu experiencia. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que se trata de comidas fuertes en cada ocasión, sin olvidar tomar todo lo necesario para una dieta equilibrada: cereales, fruta, verdura, carne y pescado. La base creo que se encuentra en no tener que realizar la digestión (principalmente de hidratos y azúcares) en las horas de descanso para evitar que se almacenen grasas. Suerte y fuerza en tu dieta. :-D

      Eliminar