viernes, 15 de marzo de 2013

Un entrante infalible: Pituletas de queso

Por fin conseguía hace unas semanas reunir a mis queridísimas Macarena y Mireia, junto con nuestros respectivos, para hacer una cena en mi casa, que ya se había pospuesto hasta en 4 ocasiones.

Lógicamente, el menú era la clave de la cita y por eso, tanto Miguel como yo pusimos mucho empeño en innovar y en que todo quedara a la perfección (incluidos el Mojito y la sesión de Dixit posterior).



Servimos entre otras cosas una ensalada de canónigos, queso de cabra, pipas peladas y pechuga de pavo rehogada, una soletilla de salmón y caviar con mayonesa y nata o un solomillo de cerdo con salsa de almendras.

Pero para abrir boca, además de varios snacks, nos propusimos hacer algo gracioso, rápido (dado el complicado menú que ya teníamos) y que gustara a todos: PIRULETAS DE QUESO.

Siguiendo las instrucciones de una gran cocinera (gracias Ana), preparamos de manera muy simple:

Ingredientes:
  • Queso rallado (yo utilicé una mezcla de cuatro quesos de Mercadona)
  • Brochetas de madera


(Opcional):
  • Hierbas aromáticas
  • frutos secos



En una bandeja de horno se coloca una lámina de papel vegetal y se colocan las brochetas, sobre el extremo que tiene el pinchp se hacen pequeños montoncitos de queso rallado, presionando un poco sobre la brocheta (se puede espolvorear con especias o incluir algunos pequeños frutos secos, como pipas peladas.



La metemos en el horno unos 3-4 minutos a 170º C, y al sacarla, colocamos presionando, un cuadrado de papel vegetal sobre el montoncito de queso que ya se habrá derretido y conformado un cítrculo. 




Es importante no mover durante al menos 15 minutos hasta que se enfríen y tras despegar el papel, ya estarán listas para servir en un jarrón en el centro de la mesa, junto a otros aperitivos.



¡¡¡Y A DISFRUTAR!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario