viernes, 29 de marzo de 2013

El vuelo, un Denzel Washington muy creíble

Esa es la conclusión que saco de la película, Denzel Washington está más que creíble como piloto experimentado y competente pero acabado en lo personal. 

Por eso os recomiendo esta película, que prácticamente ya no se encuentra en cartel en ningún cine de España, así que a verla en DVD.



Y es que el actor interpreta de manera magistral a Whip Whitaker un piloto que consigue realizar un milagroso aterrizaje forzoso tras importantes averías en su avión, consiguiendo salvar a casi todos los pasajeros y la tragedia se salda con únicamente 6 fallecidos. 

Pero quien después del accidente se convierte en un héroe, acaba siendo el blanco de las investigaciones y preguntas sobre qué pasó exactamente durante el vuelo. Es acusado de negligencia por pilotar bajo los efectos del alcohol y las drogas y podría ser condenado a cadena perpetua.



El director, Robert Zemeckis cuenta además de con Washington, con actores de la talla de John Goodman y Don Cheadle y una guapa actriz inglesa y para mí desconocida Kelly Reilly.

El film está dividido claramente en 2 partes, la primera, de más acción correspondiente al accidente, con escenas de tensión y que realmente están a la altura de lo que se espera de una película de Zemeckis aunque únicamente contara con 30 millones de dólares y en el según tramo un guión original fuerte (nominado a los Oscar 2013) que busca traspasar la conciencia de cada uno y provocar una reflexión sobre el alcoholismo, la drogadicción y otras adicciones en la sociedad.



Para mí es un punto de partida sobre un problema como el alcoholismo que sorprendentemente nos rodea en la sociedad y que resulta difícil detectar, conseguir que la persona lo reconozca y decida comenzar a atajarlo e incluso más complicado aún es que el entorno se lance a ayudar y se solidarice con la situación, dado el alcoholismo social que nos rodea.

Algo que desgranaba de manera muy gráfica mi compañero y amigo Borja Ventura en su artículo "Así te convencieron de que fumar molaba y así te convencen de que beber mola".

Y con el riesgo de parecer moralista, te propongo que olvides máximas como que el alcohol te hace más simpático, te integra en el grupo o hace que te lo pases mejor y realmente seas libre de elegir, sobre todo si has de conducir o pilotar.

;-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario