lunes, 11 de marzo de 2013

11-M, doblemente marcados

Se recuerda hoy la fecha más horrible de nuestro país, el 11-M, los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid. 

Hoy hace 9 años de los ataques terroristas en 4 trenes de Cercanías de Madrid que produjeron la muerte de 192 personas y en los que 1.858 resultaron heridas. 




Todos recordamos qué estábamos haciendo en ese momento y cómo nos petrificó la noticia y las informaciones posteriores, más aún aquellos que lo vivieron de una manera más cercana, víctimas, afectados, conocidos, etc. 

Pero hoy quiero acordarme de los que ahora se ven sacudidos por un nuevo mazazo que al margen de las secuelas en su salud y el dolor de la pérdida, le suman algo tan fundamental la cuestión económica, el vil metal que permite o no vivir o sobrevivir. 

Y es que hasta una quincena de víctimas del 11-M han denunciado que Bankia les invitó a invertir el ingreso del Ministerio del Interior en concepto de indemnización, en participaciones preferentes. 

Algo que se ha mostrado como una especie de estafa y que a estas personas les ha privado desde 20.000 euros a 130.000, según el caso e invertidas entre los años 2004 y 2009. 



Un dinero que jamás desearon que llegara a sus manos, pero que se ha considerado como justo que lo reciban, tras vivir las circunstancias tan desagradables que vivieron, desde perder a un familiar, resultar herido física o mentalmente o incluso quedar con una discapacidad, ese dinero ahora, ya no es suyo. 

La situación se resume igual que la de los 500.000 afectados por las preferentes, les aseguraron que el dinero invertido era totalmente seguro y recuperable, pero este tipo de producto financiero era de alto riego y al menos, han perdido un 40% y deberán espera al arbitraje impulsado por el gobierno para los casos de mala praxis en la comercialización de las preferentes.

Por eso, hoy, mi recuerdo para el 11-M, para que ellos no tengan que sufrir aún más y mi deseo de que nada parecido vuelva jamás a ocurrir.


No hay comentarios:

Publicar un comentario