viernes, 15 de febrero de 2013

Lincoln, larga pero buena

La semana pasada, antes de entrar al cine a ver la película Lincoln, lo anuncié en Twitter y recibí un comentario enigmátido: "Lincoln es laaaaarga".

Pero realmente, me encontré con una película excesivamente larga (150 min.), que aun así no se me hizo pesada, pues cuando me di cuenta ya era la hora de salir.



De sobra sabréis que el film relata algunos meses de 1865 y  los más importantes de la vida política de Abraham Lincoln, decimosexto presidente de los Estados Unidos, primero del Partido Republicano, durante la Guerra Civil Americana.

Un retrato soberbio de una persona inteligente, astuta y corrupta ¿porqué no? y que tuvo claro su objetivo de aprobar la La Decimotercera Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos que abolía oficialmente la esclavitud.

Durante el film, compra el voto de una veintena de congresistas de la oposición demócrata, tras la crisis de conciencia que supone saber que si la paz inminente, llega antes de que se acepte la enmienda, el Sur tendrá poder para rechazarla y mantener la servidumbre involuntaria.



  



No se trata de una americanada más, a pesar de que Lincoln es un auténtico símbolo para la nación americana, pues Steven Spielberg logra crear un ambiente real, centrándose en el carácter humano de un importante personaje en la historia mundial y dejando a un lado patriotismos innecesarios. 


Destacan Daniel Day-Lewis, que borda a un Lincoln con su trasfondo de sabio loco, de memoria de tísico, que conseguía atraer, convencer y encandilar, pero con la clara determinación de hacer justicia o Tommy Lee Jones quien logra introducir al espectador en la dualidad que se vive cada vez que luchamos por algo con fervor, si tirar por el camino de en medio y ser visceral o utilizar la razón y la frialdad para lograr el objetivo marcado.

En la película coral masculina, hay que destacar el hincapié en la extraña vida familiar del presidente que gira entorno a su mujer, la emotiva actriz Sally Field




Creo que se trata de una gran película, que repasa ese importante episodio de la historia de los EE.UU y nos hace reflexionar sobre la importancia, aún hoy, de creer en 


LA IGUALDAD DE TODOS LOS SERES HUMANOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario