miércoles, 30 de enero de 2013

A mí sí que me extraña que los políticos sean corruptos


Desde que comenzaron los primeros casos de corrupción más mediáticos (allá por el 2006 en Marbella), a todas horas estoy oyendo cosas negativas de la clase política, desde "Son todos iguales", "¿Qué te vas a esperar?", "El poder corrompe", etc.




Evidentemente, existe una sensación de desencanto y hastío hacia los políticos, como lo llaman ahora "DESAFECCIÓN", pero yo quiero que creer que se trata de gente aislada, de ovejas negras que habría en cualquier otro entorno.

Desde siempre, me he considerado una persona muy política y de hecho, me contrarió cuando me enseñaron durante la carrera, que el buen periodista no debería militar en ningún partido.




Por eso, creo que en general, los políticos buscan el bien común, cada mañana se levantan pensando en la sociedad, se encargan desde las bases de trabajar por su pueblo/ciudad/provincia/región/estado y saben de los compromisos que adquieren cuando reciben el voto de los electores.

Para empezar, tienen trabajo, tienen un buen sueldo, son "populares" y su labor es reconocida, en definitiva, tienen un cargo envidiable, que no debería hacerles pensar en nada más.

Y por eso me extraña que haya algunos que busquen ganar cada vez más, sin considerar su deber con el pueblo, sin valorar la confianza puesta en ellos... pero, al parecer...




LA CODICIA ES INFINITA

No hay comentarios:

Publicar un comentario