miércoles, 7 de noviembre de 2012

La fondue de queso

Como bien sabéis, la fondue es una comida típica de Suiza, cuna de buenísimos quesos y que consiste en sumergir con un pincho pequeños alimentos (principalmente pan) en queso derretido, en una pequeña olla colocada en el centro de la mesa.

El origen de la receta podría encontrarse en la antigua costumbre de los pastores y de los montañeros de calentar los trozos de queso viejo y duro, y ablandarlos para untarlos en pan también duro.

El plato ha evolucionado y también se realizan fondues con aceite o chocolate, para carne, pescado o verduras o como postre, respectivamente. Y su nombre procede pdel francés, pues fondue significa fundida. Yo, sin duda, me quedo con la fondue tradicional de queso y al menos una vez al mes lo preparamos en casa.

El pasado domingo, sin ir más lejos, aprovechando visita familiar, cuando llegué a casa del trabajo, tenía preparado este rico plato, en una fondue o caquelón que tenemos desde hace más de 10 años, como buenos amantes del queso que somos.

Para ello, Miguel suele utilizar la cajita preparada de la marca Tigre que contiene la mezcla de quesos, gruyère, emmental y tomme de Savoie, con vino blanco aromatizado con Kirsch (aguardiente de cerezas, pero siempre le añade un toque personal, incluyendo otros tipos de queso (raclette o gouda) y vino blanco.

Y es que después de realizar muchas mezclas ha llegado a conocer nuestra combinación perfecta de sabor, textura y consistencia de quesos.

Animaos, con este plato sabroso, original y rápido de hacer.


UMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMM

No hay comentarios:

Publicar un comentario