lunes, 29 de octubre de 2012

Una magnífica final del Valencia Open 500

Una de las muchas ventajas de vivir en Valencia, pasa porque desde hace 10 años se celebre aquí un importante campeonato de tenis, el llamado ahora, Valencia Open 500




Yo que soy una enamorada de este deporte (sobre todo de verlo, lo practico una vez al año como mucho ;-) ) y disfruto con cada partido, encuentro en este evento un maravilloso ambiente deportivo en la ciudad y la oportunidad de ver tenis de primer nivel, en directo en el Ágora de la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

Por eso, ayer tuve la suerte de asistir a la victoria del tenista de Jávea, David Ferrer que se coronó de nuevo como campeón del Valencia Open 500.



Se enfrentaba a un joven ucraniano poco conocido pero que ocupa el puesto 21 de la clasificación mundial, Alexandr Dolgopolov, que le opuso poca resistencia  en el primer set, que acabó 6-1 para Ferrer.

Cuando ya parecía que el partido era nuestro, Dogolpolov, tras llevrase algunos silbidos del público por demostrar algo de mal genio, remontó con unos saques fantásticos e incluso aces, llegando y colocando perfectamente y con algunos juegos en blanco, con un 3-6.

Pero finalmente, la casta, experiencia y mucho esfuerzo del javiense de 30 años, hizo que con un 6-4, levantara su sexto título de la temporada.

Una vez ya convertido en vencedor, Ferrer realizó una emocionante dedicatoria, al público, a su familia y a su novia (de la que dijo que era su futura mujer, yo me enteré en ese momento, aunque supongo que ella no) y como no, a su gran amigo, organizador y flamante director del Valencia Open 500, Juan Carlos Ferrero.




Hay que felicitar también a Fernando Verdasco y David Marrero, que llegaron aunque perdieron la final de dobles por 6-3 y 6-2 ante el austríaco Alexander Peya y el brasileño Bruno Soares, en una categoría en la que el día anterior se había despedido del tenis profesional y también emocionado, el propio Juan Carlos Ferrero.



Una tarde perfecta para el primer domingo frío de este otoño.

BRRRRRR
Follow my blog with Bloglovin

No hay comentarios:

Publicar un comentario