miércoles, 31 de octubre de 2012

Emoción y buen cine en 'Lo imposible'

Después de mucho insistir mi marido y tras el último fracaso de mi elección con 'Mátalos suavemente', allá que le robamos un ratito a la rutina y nos fuimos a ver 'Lo imposible'.

Eso sí, a la sesión de las 22.35h que yo los sábados madrugo y no es plan de llegar a trabajar tarde y conmocionada (la película emociona).



Una película de la que se conoce el final, se saben muchos de sus entresijos y se da por supuesta la calidad de su director Juan Antonio Bayona ('El orfanato', me da miedo solo escribirlo), no debería impresionar e impactar tanto, bueno pues lo hace.

De sobra sabréis a estas alturas que trata de una familia, matrimonio y tres hijos de origen español, que pasan las vacaciones de navidad en un complejo hotelero de Tailandia, cuando sucede el devastador tsunami que en la mañana del 26 de diciembre de 2004, dejó 229.866 muertos. 

Ellos sobreviven, pero quedan separados, por lo que comienza una frenética búsqueda que se desarrolla en medio del caos, el horror, el dolor y el sufrimiento que suceden a las catástrofes de este calibre.



Destacan las magníficas interpretaciones de Naomi Watts, que hace de María, la madre y de Ewan McGregor, Henry, el padre, aunque no me convenció a mí en exceso. El joven pero prolífico actor Tom Holland es el hijo mayor llamado Lucas y que lleva genialmente gran peso de la película, mientras que Oaklee Pendergast y Samuel Joslin son Simon y Thomas, los hijos mediano y menor respectivamente de la familia.

Parece ser que la historia partió de la propia María, quien llamó en 2007 para contar su experiencia, a un programa de la Cadena SER y la productora de Juan Antonio Bayona, Belén Atienza, escuchó la historia de la familia Álvarez-Belón que le contó al director y que fue el germen del film. 



Y aunque yo no sé mucho de cine, si sé que los Oscar de Hollywood pasarán y fuerte por esta película, que bien se ha encargado Bayona de hacer muy internacional, en cuanto a actores, difusión o incluso contenido, ya que no se nombra en ningún momento España.

Recomendable 100% por su emoción, intensidad y genialidad, porque el buen cine se disfruta al margen de la temática (también para los escépticos que aseguran no querer sufrir en la ficción).

Follow my blog with Bloglovin

No hay comentarios:

Publicar un comentario